La caja vikinga de San Isidoro

La caja vikinga de San Isidoro

La caja vikinga de San IsidoroEn la actualidad no se han encontrado pruebas arqueológicas que demuestren que los vikingos estuvieran en la península ibérica, pero si existen pruebas documentales que lo afirman. Según estos documentos, los vikingos no sólo bordearon nuestras costas y llegaron hasta la costa africana, sino que realizaron diversas incursiones en el interior de la peninsula.

Alrededor del año 844 los vikingos llegaron a Galicia, tierra que llamaron Jakobsland (tierra de Santiago), allí recibieron una gran resistencia por parte de los lugareños, por lo que decidieron probar suerte mas al sur, llegando a saquear cieudades como Lisboa, Cadiz o Sevilla a la que llegaron remontando el rio Gualquivir. Finalmente decidieron volver a sus tierra al recibir una amarga derrota por parte del ejército musulmán.
Después de esa fecha no se tiene constancia de nuevas incursiones vikingas hasta el año 859, cuando un ejercito liderado por Hastein y Bjorn Costado de Hierro, fueron más allá, llegando hasta la costa africana, y bordeando toda la peninsunla hasta las Islas Baleares y la costa sudeste de Francia.
La caja vikinga de San Isidoro de León
Como hemos dicho no hay pruebas arqueológicas vikingas excepto por un pequeño y precioso objeto que ha sobrevivido durante todos estos siglos. Se trata de una pieza cilíndrica en forma de cajita de unos 4,5 cm por 3,3 cm, hecha de un material óseo, que en un primer momento se creía que se trataba de marfil y posteriormente se demostró que estaba hecho de asta de reno. Lo más curioso de esta cajita es que, durante la mayor parte del tiempo no ha permanecido bajo tierra, sino en un museo.

En 1990, el historiador Eduardo Morales Romero acompañado de dos colegas del Museo de barcos vikingos de Roskilde, Jan Skamby y Keld Hansen, llegaron a España con la intención de encontrar cualquier objeto o prueba de la estancia o el paso de vikingos por nuestro país.
Después de un tiempo, cuando los dos historiadores daneses pensaban que su viaje había sido en vano, se llevaron una grata sorpresa al visitar el Museo de la Basílica de San Isidoro de León.
En una de las vitrinas, observaron un pequeño objeto, de una calidad artística enorme y que sin duda para ellos, se trataba de un objeto de la era vikinga.
Los historiadores reconocieron su estilo artístico como el de Mammen, estilo que tiene como característica principal los motivos de varios animales “desconocidos” entrelazados entre sí en forma de espiral con un extremo más reconocible que puede tratarse de la cabeza de un pájaro.
Esta cajita, desde ese momento, se convertía en única y excepcional por su valor artístico, por el país donde se encontraba y sobretodo por ser de los pocos objetos vikingos que no se han encontrado en excavaciones arqueológicas. Se trata por tanto del objeto vikingo más importante de España.
Su estudio posterior, confirmó que estaba hecha de asta de reno y posiblemente creada a finales del siglo X. Actualmente es una incógnita para qué fue creada. La cajita cilíndrica, tenia dos piezas metálicas en sus extremos, una de ellas tiene unida una bisagra que permite abrir y cerrar la tapa. Ello hizo pensar que posiblemente fue creada para guardar algún objeto pequeño, un amuleto por ejemplo. Aunque no deja de ser una mera suposición. Otra teoría dice que, por su tamaño, podría tratarse de una pieza de un juego de Hnefatafl.
En cuanto al motivo por el que llegó a la corte leonesa, se cree que pudo llegar como botín de guerra tras algún enfrentamiento ocurrido en tierras leonesas contra las tropas nórdicas. También podría tratarse de parte del tesoro concedido por Fernando I y Sancha a San Isidoro a mediados del siglo XI que hubiese lleagado a su poder como parte de un regalo de algún monarca de la península ibérica, posiblemente musulmán. Otra versión apunta a que podría ser una ofrenda realizada por algún peregrino a San Isidoro.
La caja vikinga de León
Fuente: vikingosdethule.blogspot.com.es

Quizás le interese leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *